¡Qué aburrido sería el mundo si todos fuéramos iguales!

Creo que es duro ser diferente, pero ¡Qué aburrido sería el mundo si todos fuéramos iguales!... Sí, Pablo es diferente a otros niños, lo que más me gusta de él es que siempre es sincero, bueno... en realidad no me gusta tanto que siempre diga la verdad o que no entienda cuando otros niños le mienten o le gastan una broma. Antes, las personas que no le conocían bien decían que es engreído o criticaban a mis padres por "lo mal que lo educan". Claro, que en ese entonces, nadie, ni siquiera yo, sabía que tiene una forma leve de autismo más conocida como el síndrome de asperger.

A él no pareció inquietarle. Lo cierto es, que continuó jugando como si nada ocurriera y como si nada le pasara por la mente... Creo que las personas no saben muchas cosas de los niños como él y de sus dificultades. Por ejemplo, no saben que son inteligentes y que por eso sufren mucho cuando otros niños les rechazan o se divierten diciéndoles cosas desagradables, por eso, me gustaría que muchos niños dieran un paseo a través de su mente o se pusieran alguna vez en su lugar para poder comprenderle. Es duro ver el mundo a través de unos ojos que no entienden el rencor, la envidia o los celos, pero también es una experiencia única con la que cada día aprendo muchas cosas, como la honestidad y la ternura. Ahora, sé bastantes cosas del síndrome de asperger, sin embargo, antes no era así, cuando mis padres me explicaron lo que le ocurre a mi hermano empecé a comprender porqué nunca mira a otras personas, porqué piensa en voz alta o porqué le asustan algunos ruidos. 

En ocasiones, pensar en el futuro es algo que me asusta, no tanto porque Pablo sea diferente, sino por quienes no intentan comprender lo que le ocurre y le juzgan anticipadamente o le rechazan. Muchos adultos ignoran que a los niños como Pablo les cuesta hacer amigos y nunca dicen lo que sienten, pero que no por eso son insensibles o indiferentes. Hace poco, me enteré que Bill Gates y Steven Spielberg tienen el síndrome de Asperger, saberlo me hizo sentir reconfortada, no porque sean ricos y famosos, sino más bien porque no dependen del cuidado de otros, trabajan en lo que les gusta y son felices.

No me importa que Pablo sea diferente, nunca lo he ocultado ni pretendo que se comporte como hacen los demás. No obstante, que en ocasiones otros niños lo miren como a un bicho raro es algo que no me agrada, me incomoda que lo acosen solo porque saben que no va a defenderse o que le tiendan trampas después de advertir su ingenuidad. Quiero mucho a mi hermano y me gusta su compañía.





Para mí, no es nada fácil decir ciertas cosas, algunas veces, cuando otros niños molestan a Pablo o le dicen cosas desagradables, no dudo en protegerle, otras, cuando no se cansa de imponer sus normas y es absolutamente inflexible, siento ganas de chillarle, es horrible sentirme así, no debería sentirme así, pero en ocasiones ocurre.

Aceptar que Pablo es diferente no ha sido sencillo, en realidad, su aspecto físico es absolutamente normal, quizás por eso, muchos se equivocan al pensar que su problema es solo ser un "Chico mimado". Imagino que para mis padres, ha sido decepcionante que todos los culparan de lo que le sucede a mi hermano. Digamos, que un buen número de personas piensan que los han mal educado, que lloran sin motivo, que no hablan por ser engreídos o que se empeñan en comportarse como niños más pequeños, pero nada de eso es verdad.

Las personas, no juzgan con tanta severidad a los padres o hermanos de niños que tienen otra discapacidad, por ejemplo, si ven a un niño en una silla de ruedas todos se muestran comprensivos y no culpan a sus padres o hermanos por ello, más bien intentan ayudarles. 

Necesité un tiempo considerable para entender lo que le ocurría a mi hermano, de pronto, empezaron a preocuparme demasiadas cosas en las que antes nunca había reflexionado, como por ejemplo, si siempre tendré que cuidar de él, si podrá trabajar, si se sentirá muy solo, que pasará cuando mis padres no estén. Entonces, el silencio volvía a ser un sitio seguro en el que refugiarme. 




Que mi hermano tenga el síndrome de asperger, ha hecho que me pregunte porqué en tantas ocasiones las personas actuamos de una manera distinta a la que pensamos, porqué deseamos ser más importantes de lo que somos, porqué mentimos o presumimos de cosas sin importancia o prejuzgamos a quien no conocemos.


Hoy cumples trece años, te querré siempre.

7 comentarios:

Ángela dijo...

Seguro que tu hermano es un niño increíble, como tú, ya se nota bien que le quieres.
Esta historia me ha puesto realmente los pelos de punta y no llego a comprender como la gente puede despreciarles de esa manera.
un beso preciosa

Ber. dijo...

que fotos más adorables :)
muchas gracias por tu comentario!
pues mira te explico: cuando estas viendo un video en youtube, abajito de éste sale "compartir", haz click ahi y pon "insertar" copias el codigo que sale. ahora en la entrada del blog que vayas a publicar, te vas a "edicion html" y copias el codigo ahi, cambiando "height" a 31.
y ya esta! cualquier duda, dimelo :)
un beso!

Car Hendrix dijo...

Jo que entrada más bonita,enhorabuena :)
me gusta un montón tu blog,tus fotos,eres muy creativa!
te sigo!
Car
http://waytheby.blogspot.com/

Ber. dijo...

de nada cariño, cuando quieras!

STYLEBARO dijo...

Gracias por tu comentario tan lindo.
Buen texto que has dado. Parece que has trabajado. Enhorabuena


PD: Quiero tu ojo de pez (cámara)

Saludos

Laura Marx dijo...

Precioso, Ro. Me ha encantado, me ha conmovido. Es verdad que tu hermano, por muchos comederos de cabeza de que te produce, es tu hermano. Lo quieres y lo entiendes, y me has hecho entenderlo un poco más a mí. Muy bien escrito, muy cercano, muy sencillo.
Sabes que te quiero.

Kristy Hinojo dijo...

Admirable



La Carrie.