Flamingous


Pequeñas paradas de autobús con inevitables miradas de arriba abajo. Café a un euro junto a la inexistente conexión Wi-Fi y esas ansias de redes sociales. Besos en ascensores vacíos y fotos de carnet. Cigarrillos a medias y cervezas en jarras. Canciones con mayores efectos secundarios que las drogas y perseguir el olor a adobo. Libros que te piden literalmente que les saques a pasear atados a una cuerda (pincha aquí y alucina, yo soy fan). Levantarte un día y pensar hoy tengo ganas de dibujar flamencos rosas.


No paro de escuchar esta canción. Dibujos by me. La quinta foto es un regalazo que me hizo la chica más chachi del mundo.


TAL VEZ MI CURIOSIDAD ES MÁS GRANDE QUE TU MIEDO.


Me despido con una canción para que la escuches mientras te fumas un cigarro, reflexionas y miras con melancolía por la ventana (pincha aquí).

1 comentario:

Rockbell dijo...

Fu, se me hincha la vena del orgullo por tenerte en mi vida. Qué cabecita tienes y que destreza, chiquilla. Adoro tus dibujos.