Guacala

En apenas dos intensos días he sentido tanto amor, miedo, tristeza, melancolía y cosquillas en el estómago; ya sabes de lo que hablo. Hemos bendecido la mesa juntos, compartiendo comida casera en familia; también hemos fregado por turnos tarareando los temitas que se oían desde la ventana. He comprobado que con los ojos vendados siento el triple y me late el corazón más rápido. Puro buenrrollismo con un toque de incienso. He echado de menos y me he sentido parte de algo muy especial. Hemos creado juntas en un mismo folio la esencia de París con ceras de colores pastel; y corrido de la mano a los baños sacados de una peli de miedo. He aprendido a adaptar la palabra amor a las cosas, y todo se ve de otra manera. Te hubiera echado de la cutre-cama si no desprendieras ese calorcito rico, aunque escribir esto ahora desde la mía tan comodita me parece todo un lujo. Dulces besos en la mejilla, caricias, abrazos, sonrisas, ñoñerías -in the mood of love- de prácticamente desconocidos que me han conquistado y enseñado. Discómanos en potencia, bailar sevillanas de merienda y reventar el ukelele, guacala. 


Y después de todo, llegas a casa reventada, te das una ducha y te maquillas, enciendes velas y a celebrar.

xxx

6 comentarios:

Laura Rockbell dijo...

Nada más que con ese nombre, guacala, ya me has conquistado. Muchas veces nos cuidamos tanto de llevar las cosas al día, agradar a los demás, elegir qué nos ponemos... Que dejamos nuestra espiritualidad de lado. Claro que todas esas cosas que llamamos "triviales" son importantes, pero no hay que dejar de lado ese cultivo del "alma", por decirlo de alguna forma. Hay quienes son cristianos, otros musulmanes -ejem- y otros budistas... Si existen tantas creencias, será por esa necesidad humana de alimentar la parte menos material y más espiritual y abstracta de la vida, no? Pues eso. Y tú has hecho bien.

Lilbourne dijo...

Me encanta como escribes! No me cansaría nunca de leerte. Se ven unas fotos con mucha esencia desde luego, un beso
http://lilbourne.blogspot.com.es/

Rocco dijo...

Jajajaaja que arte, como siempre me sacas una sonrisa. ^_^

Gemma dijo...

Muy chulas las fotos:)

Ber. dijo...

Hasta me casaría por la Iglesia con tu forma de escribir, porque me parece lo más divino que he podido descubrir en este pasado año.
Es genial encontrar a alguien cuyas frases se han escrito de manera tan deliciosa que da gusto leerlas; pero aparte de esto, me encanta aún más que sea un talento que no vas prodigando por ahí como algunos obsesos que escriben como si de un manual de instrucciones se tratara (y creen que merecen un Nobel)

Sólo digo que sigas así, porque seguro que llegas muy lejos :)

JULS dijo...

preciosas fots! me gusta mucho el efecto ;) un beso!