La ley del retiro


Ahora mismo estoy tan inesperadamente inspirada. Al fin disfruto de nuevo escuchando canciones que acabo de encontrar, subrayando frases sin sentido aparente en los libros, ordenando los pendientes, afinando mi ukelele de cinco euros, meditando con dos rodajas de pepino en los ojos.

Llevo demasiado tiempo anestesiada y agotada de tanta felicidad irreal. Por supuesto, hablo de las apariencias en las redes sociales. Mientras más actualizaciones, más caos en mi cabeza.

Hace poco tuve una conversación existencial, de esas conversaciones que luego en casa justo antes de dormir y con la manta hasta la nariz te preguntas qué diablos harías si no tuvieras a esa persona para hablarlo. El caso es que, llegué a la conclusión de que cuando todo nos va demasiado bien, demasiado normal, cuando hay demasiado equilibrio, demasiada estabilidad emocional se activa una especie de chip en nuestra mente y sentimos la necesidad de joder algo.

En muchas ocasiones necesito ese conflicto para sentir vidilla, observar reacciones, analizarme por decirlo de alguna manera.

Y se me ha hecho muy pesado esta vez. Todo ha ido muy a cámara lenta, pegajoso y dañino. Estoy impaciente por disfrutar de una tapa picante + un buen margarita en Iguanas Ranas con mariachis tocando de fondo, gastar los 2x1 en cine de lunes a jueves, mancharlo todo dibujando con acuarelas mezclando colores y repasando con tinta negra, pedir un buen cubo helado de cerveza y disfrutarlo al sol con las mejillas sonrosadas de vida, pintarme los labios y asistir a una fiesta secreta decorada con mucho brilli-brilli, hacer tortitas sin importar pringar la cocina entera.

Es difícil descubrir la forma de encajar con los demás cuando en muchas ocasiones disfruto más conmigo misma, o con la idea de ‘x’.

9 comentarios:

Miriam Wyvern dijo...

Yo necesito una visita a un SPA también, descargar todas las tensiones que te produce la universidad y salir como nueva, que envidia me dan. Kisses
PD: no paro de reírme con el vídeo, sobre todo la parte primera JAJAJAJ muy bueno.

Laura Rockbell dijo...

Me ha encantado el vídeo, sobre todo tu brother xD. Me ha entrado la nostalgia viendo las fotitos... hace falta otro spa ya, eh? Y Vinela en breves -.-
En verdad me voy a pelear contigo para romper tu equilibrio... ♥

Laura dijo...

Yo también necesito desconectar, tengo muchisimas ganas de ir a un spa!, me ha encantado el post!
Besos.

BeBeautiful dijo...

Bienvenida !! Se te echabe de menos !!!
Genial el video y genial te quedas después del Spa jajaja, me encanta !!
Un besazo hermosa.

http://be-beauti-ful.blogspot.com.es/

Miriam dijo...

Pero qué bien os lo montáis! Me gusta tu blog, es diferente :)

xx
http://mindiefferent.blogspot.com.es

Andrés Jim dijo...

Que guay eres siempre rocío. Me alegro de ahora estés inspirada y después del balneario, relajada haha.

Un abrazo BIG.
(y haber si hacemos ese picnic tan tumblr con Esther y demás)

Rocco dijo...

Jolín tiaaaa, es que los vídeos que me montas son chulísimos!!!!

Ber. dijo...

Te entiendo, yo suelo disfrutar más cuando estoy sola, a mi aire, con mis libros, mis dos cafés diarios y mi portátil. Creo que hay momentos en que necesito encerrarme en casa por semanas y no salir, volverme una especie de ermitaña, porque es cuando encuentro la inspiración :)

Jaime Rodríguez dijo...

No había visto el vídeo y no he podido reirme más, ¡¡¡es genial!!! Me encanta, me encanta y me encanta. ♥
www.welcometomyego.blogspot.com